Home » , , , » X-Men, First Class: Las claves del éxito

X-Men, First Class: Las claves del éxito


-¿Te cortarías el pelo?
-El pelo ni tocarlo.

El título del film lo dice todo. La Marvel se está disculpando por los dos últimos engendros de su mejor saga, X-Men, la cual falló sin duda por el abandono de Bryan Singer. Pero ¿cómo?

Claves de reconciliación con público y crítica.
En vez de meter las narices como siempre, tanto Marvel como Fox dan total control creativo a un director creativo e imaginativo, Matthew Vaughn. Responsable de la genial Kick-Ass, que tanto gustó a crítica como a público.

Parten de la base de una idea original de Bryan Singer que vuelve como productor, elaborando un guión que asiente bases de un buen número de personajes de los X-Men. Donde la clave si os fijais es centrarse mucho más en los propios personajes que en la situación de los misiles en Cuba o demás, que queda en un segundo plano.

Seguimos con los personajes. Necesitamos una patrulla X que atraiga al público y convenza a la crítica, jóvenes actores talentosos y bien parecidos. En eso si han hecho los deberes, ya que nos encontramos a dos ex-hermanos de sangre, James McAvoy y Michael Fassbender, que dan vida a unos jóvenes Charles Xavier y Erik Lehnsherr, que realizan un grandísimo trabajo. Uno centrado en gustar a toda costa, y el otro en matar a Kevin Bacon si o si. Los dos funcionan y se complementan de maravilla. Sería interesante ver algún tpo de combate final entre ambos, pero teniendo en cuenta las tres primeras películas, lo dudo.
Los jóvenes mutantes, liderados por la cada día más sexy Jennifer Lawrence, y Nicholas Hoult, dan vida a unos personajes muy bien definidos y que también gustan. No sobran, ocupan lo que tienen que ocupar. El resto del reparto, Kevin Bacon, January Jones, Rose Byrne..., cumplen. Quizás las dos últimas sean lo más flojo de la película.

La trama.
Antes de que los mutantes se mostraran al mundo, y antes de que cambiaran sus nombres por los de Profesor X y Magneto, Charles Xavier y Erik Lehnsherr eran dos jóvenes que descubrían sus poderes. No había animadversión alguna entre ellos, sino que al principio les unía una sincera amistad y decidieron trabajar juntos y crear un grupo de mutantes para evitar el Armagedón nuclear. Fue entonces cuando una enorme brecha se abrió entre ellos y supuso el comienzo de la eterna guerra entre la hermandad de los mutantes y los X-Men.


O en otras palabras, cuenta los orígenes de los personajes. Eso es algo que se lleva haciendo desde hace tiempo pero que no fraguó hasta Batman Begins, ya que no solo es el origen del héroe, sino la plasmación de sus ideales y sus objetivos. Todo rodeado por un mundo cercano al nuestro y del que nos sentimos formar parte. Se acercan a nosotros. Esa es la clave.

En resumidas cuentas, X-Men gusta por tener un buen director, un buen guión, un buen ritmo, unos personajes bien definidos salvo excepciones, y una buena acción.

Esperamos que la segunda parte no tarde mucho en llegar.


Mi nota: 8

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GENRES

Facebook


casino contador de visitas
Inaugurado el 3 de Marzo de 2010
 
Copyright © 2015 La liga de los Cineastas Extraordinarios