Home » » Colin Farrell: Macarra Depresivo

Colin Farrell: Macarra Depresivo

Seguramente sea uno de los actores más populares y conocidos en el panorama actual. No se le reconocerá tanto su talento como su fama, pero yo personalmente haría un esfuerzo, y es que tras esa fachada de tipo duro, y en ocasiones peligroso, hay un auténtico actor que aunque no haya elegido bien sus trabajos aunque siempre lo ha dado todo regalándonos portentosas actuaciones.

Colin James Farrell nació Castleknock, Irlanda, el 31 de Mayo de 1976. Desde muy joven su familia le inculcó el fútbol casi como una religión, aunque finalmente se decantó por el mundo de la actuación, apuntándose a un grupo de danza que se fue de gira por Australia. Al volver de la gira se matriculó en la Escuela de Arte Dramático de Dublín. Allí demostró su gran talento, siendo considerado como una de las jóvenes promesas irlandesas del momento. Poco después se trasladó a Londres, donde comenzó a trabajar en películas poco conocidas o tele-films, hasta que su compatriota, el director Joel Schumacher, le dio el papel principal en la que seguramente sea la mejor película del director, Tigerland. En ella daba vida a un joven abogado reclutado a la fuerza para ser enviado a combatir a Vietnam y muestra el duro adiestramiento por el que tenían que pasar los soldados. Película de visionado obligatorio.

Con esta cinta, Farrell llamó la atención de críticos y directores, siendo 2002, el año en que participó en tres cintas que le darían fama mundial: Hart´s War (un joven oficial americano prisionero en un campo alemán acaba defendiendo en un juicio a un oficial de color en un consejo de guerra convocado por los propios americanos - curioso parecido a Tigerland); Phone Booth (en la que un hombre se encuentra atrapado en una cabina telefónica mientras es apuntado por un francotirador - esta película quizás sea la que dio mayor fama a Farrell por su increible actuación); y por supuesto, esa joya de la ciencia-ficción llamada Minority Report (en la que persigue a Tom Cruise cuando los pre-cops advierten que va a cometer un asesinato). Su trabajo en los films estuvo a la altura. Buenos papeles, y buenas actuaciones. Nadie lo puede negar.

Y 2003 llegó, y quizás no tan acertadamente. Farrel comenzó a encasillarse en papeles de joven duro, tipo duro, malote, dejando apartados papeles que le permitiesen mostrar de otro modo su talento. Casos claros como Daredevil, The Recruit o SWAT... claro que también tuvo la oportunidad de volver a su Irlanda natal para rodar su dos mejores películas de aquel año. Intermission (curiosa historia de desamora con toque "Trainspotting"), y Veronica Guerin, de su viejo amigo Joel Shumacher, en la que tiene un curioso cameo.

Pero fue en 2004 cuando la carrera de Farrell dio un vuelco. Oliver Stone, aclamado cineasta, veía cumplido su sueño de poder rodar una épica cinta basada en las aventuras del celebre Alexander. Contaba con un reparto acojonante, pero el papel principal, fue para Farrell, el cual era lo suficientemente conocido en Hollywood, pero no la super-mega estrella que lo haría esta película. La cinta fue un fracaso en muchos sentidos. La recaudación en taquilla apenas superó el presupuesto; la crítica la destrozo; y al público en general no le gustó encontrarse con una historia de Alejandro Magno más centrada en sus relaciones homosexuales que en las principales batallas... En mi opinión, la cinta es una maravilla. Si la gente supiera quizás un poquito más de historia, reconocería la grandiosa labor de Stone con esta cinta. Una película no puede abarcar toda su vida, por eso el estilo de narración de la misma es tan bueno. Y joder... la batalla de Gaucamela es la polla, ¿quién dice que no hay batallas? La batalla en la India, con los elefantes, es de las más sádicas y violentas que he tenido la oportunidad de ver. Y la arenga a sus soldados antes de partir hacia la India... alucinante.
Farrell lo dio todo en esta película, todo. Pero quizás el papel le vino demasiado grande. Gajes de no ser Tom Cruise, Brad Pitt, Matt Damon o Leonardo DiCaprio... Farrell pertenece a otra gama.

Y salvo Miami Vice en 2006, quizás la peor película de Michael Mann, Farrell se ha alejado de las grandes produciones, esforzándose por buscar papeles distintos cada vez. Algo que aplaudo.
En 2005 protagonizó la bucólica The New World, de Terrece Malick, junto a Christian Bale y Christopher Plummer, en la que daba vida al John Smith de Pocahontas. Un año antes también apareció en la adaptación de la novela A home at the end of the world.
En 2006 en Ask the Dust, junto a Salma Hayek.
En 2007, nos regaló el que yo creo su mejor trabajo, Cassandra´s Dream, de Woody Allen, junto a Ewan McGregor y Tom Wilkinson. Farrell y McGregor dan vida a una pareja de hermanos endeudados que piden ayuda a su tío millionario. Este a cambio les pide que asesinen a un hombre, complicándolo todo. Seguramente la actuación de Farrell sea lo mejor de la película, siendo el hermano con menos escrupulos y más remordimientos.


En su filmografía aparecerían unas cuantas películas más, aunque me las voy a saltar tocando unicamente dos más. In Bruges, por la que ganó el Globo de Oro, y en la que interpreta a un asesino a sueldo que tiene orden de esperar en la ciudad de Brujas la llamada de su jefe; y The Imaginarium of Doctor Parnassus, en la que tanto él, como Johnny Depp y Jude Law, completaron lo que quedaba de metraje tras la muerte de Heath Ledger.

Y en 2010, o mejor dicho, comienzos de 2011 está a punto de llegarnos The Way Back, la última película de Peter Weir, en la que un grupos de prisioneros escapan de un Gulag ruso y tratan de llegar hasta la India a pie. Esta cinta promete, y las críticas hablan mil maravillas del trabajo de Farrell como el de su compañero de reparto, Ed Harris.
También London Boulevard, junto a Keira Knightley.

Tarde o temprano llegará el Oscar.

5 comentarios:

  1. Yo pienso al igual que tú que es un actor con mucho potencial; a pesar de que sus trabajos aun no han cosechado el triunfo que necesita, de apoco va construyendo una interesante filmografia. Un gran actor; esta pendiente ver qué tal va en The Way Back...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hombre tiene una filmografía muy irregular... pero estoy de acuerdo contigo que últimamente sin la etiqueta de "bad boy" que tenían todos sus papeles, ha mejorado mucho. Quizás ha madurado. Para mí su mejor actuación es In Bruges y es que destapó su lado cómico que hasta el momento lo tenía muy escondido.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola!!

    Permiteme presentarme soy Adriana, administradora de un sitio web, visité tu blog y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Adriana
    Adriana8802@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Oí decir que en un rodaje, tomándose unas copas con un compañero actor, terminó a tortas con él, y poco después se hicieron íntimos. Debe ser de esos tíos entrañables, pero con malas pulgas...Es irlandés? jaja Buen blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. es joven y galan, por eso lo encasillan, pero como dices en todo el buen articulo, es un actor que merece la oportunidad de sobresalir, y creo que pronto sera, sabia que sucederia desde que lo vi en minority report y una pelicula con al pacino que no recuerdo el nombre,

    discrepo en que su mejor trabajo sea en la cinta de allen, la cual es buena su actuacion, pero en donde de verdad se luce como actor es en In Bruges, gran pelicula

    saludos

    ResponderEliminar

GENRES

Facebook


casino contador de visitas
Inaugurado el 3 de Marzo de 2010
 
Copyright © 2015 La liga de los Cineastas Extraordinarios